Enoturismo en la Rioja: Ideas para hacer enoturismo en bicicleta

E-mail Imprimir PDF

La Rioja es sin duda una tierra de vinos y el paisaje repleto de viñedos acompaña al ciclista en buena parte de las rutas disponibles para hacer ciclismo.

Si pensamos en hacer enoturismo en la Rioja, la bicicleta es sin duda una opción a tener en cuenta. No hablamos de ir a bodegas para catar, pues el peligro de la conducción en bicicleta lo desaconseja, pero sí de una forma de enoturismo donde el paisaje de viñedos y el contacto con la naturaleza que permite la bicicleta hacen de estos paseos entre viñedos una experiencia única, además de válida para familias, grupos de amigos o en pareja.

Enoturismo en La RiojaEl Camino Natural del Ebro desde Haro hasta Cenicero, e incluso Logroño es sin duda un recorrido especial para hacer disfrutar de la bici y enoturismo en la Rioja. Nos encontraremos en este camino no sólo con el Ebro, sino también con el perfil majestuoso de la Sierra de Cantabria a nuestra izquierda y los viñedos de la multitud de cooperativas y bodegas de todo tamaño que están dispersos por esta zona de Rioja Alta y Rioja Alavesa. Con este recorrido disfrutaremos de las vistas de algunas de las localidades más importantes de la geografía del vino de Rioja. Muy recomendable sin duda para amantes de la bicicleta y el enoturismo.

Este recorrido es parte del GR 99, fruto de la colaboración de 100 ayuntamientos y 7 federaciones de montaña…

Son más las rutas de todo tipo de tamaño y dificultad que nos encontramos en zonas de enoturismo en Rioja.

La Ermita de Toloño es uno de ellos, con algo más de 12 kilómetros y un desnivel de 465 metros.

Para desniveles más pequeños y asequibles, el Camino que va desde Briñas hasta San Vicente de la Sonsierra nos ofrece también 15 kilómetros de gran belleza.

Para los amantes de las Vías verdes, sin acceso a vehículos motorizados, el recorrido de la Vía verde del Río Oja desde Casalarreina hasta Ezcaray ofrece un gran valor paisajístico.

Si lo que os puede interesar es hacer enoturismo parando en alguna bodega, una buena idea es llevar la comida para hacer una parada larga tras la visita a la bodega que elijáis y, tras visita, comida y reposo, continuar el trayecto en bicicleta. Son cada vez más las bodegas que incluyen cata de mostos apta para abstemios o niños, de modo que el plan de hacer ciclismo y enoturismo con niños se hace posible. La visita a una bodega puede además convertirse en un objetivo para el recorrido, y permite el descanso tras haber hecho unos kilómetros.

Esperamos que estas ideas os sirvan de inspiración. Hay muchas opciones de empezar recorridos en Bicicleta usando Renfe hasta el punto de partida (por ejemplo desde Logroño), pero también podemos plantearnos llevar las bicicletas o alquilarlas, si lo que hacemos es una escapada por tierras riojanas durante unos días.

Turismo de vino La Rioja

Uno de los pocos problemas que tiene la opción de hacer enoturismo en bicicleta es la compra de vino, ¡que se dificulta al no poder cargar! Siempre es agradable salir con alguna botella de la propia bodega al hacer una visita, además sabemos que el vino ha estado muy bien conservado allí. Si es para una o dos botellas no hay problema, pero si lo que queremos es llevarnos una caja siempre podemos volver a por ella en coche, o pedir que nos la manden al hotel o a casa. Cada vez son también más los portales especializados como verema que nos permiten comprar vino online, u otros que permiten regalar vino sin movernos de casa.

Antes de salir a hacer enoturismo en casa, las recomendaciones lógicas: llevad agua para el trayecto, ropa reflectante (si bien las alternativas sugeridas pueden ser caminos) y mucha precaución para que el día sea perfecto.